No se tiene que ir a ningún lado

Por Eugenio Astesiano

@ugeastesiano

Cambiar todo o no cambiar nada no parece ser la solución. Y además, ¿cambiar qué de Los Pumas? ¿Jugadores? ¿Miembros del staff? ¿El staff entero? ¿La estrategia general de juego? ¿Las tácticas?

¿Qué? Veamos.

Si hay algo que hemos aprendido a los tumbos es que los cambios radicales, intempestivos, los timonazos exacerbados, los impulsivos, nunca llevan a buen puerto.

¿Qué pasaría si mañana se despierta Ledesma y dice “hasta acá llegué, me cansé, listo, renuncio”?

Seguramente, nada bueno.

Igual que nada bueno ocurrió cuando lo tuvo que hacer Hourcade en la sala de prensa de Colón de Santa Fe ni cuando lo hizo Tati Phelan en la sala del segundo piso de la UAR en Dardo Rocha.

“Ledesma tiene que renunciar e irse ya” desprotrican y auguran los más audaces y osados, a viva voz. Muchos otros, por lo bajo, sin que se escuche mucho, pero lo suficiente como para que se oiga.

OK. ¿Y quién asume si se va Ledesma?

“Cualquiera”. Ajá. Cualquiera. Como si fuese muy fácil reemplezar un Head Coach por otro así de buenas a primeras.

Ya hemos visto que, con un plan alternativo aunque más no sea de emergencia que se torna en efectivo luego, la nave no siempre va a buen puerto a mediano plazo. Imaginemos, entonces, sin un plan alternativo.

La experiencia indica que es mucho, pero mucho más fácil buscar esas alternativas en las tácticas que alteren – o no- la estrategia, con cambios de jugadores y puestos y probaturas varias, que cambiar un entrenador o su staff o todo, en medio de un proceso mundialista.

Ledesma no se tiene que ir a ningún lado. No ahora.

Ledesma cuenta como Head Coach con una ventaja adicional que no tuvieron Phelan y apenitas, Hourcade.

La cantidad, la base de jugadores sobre los que puede elegir, que es inmensa.

La de jugadores que produjo y produce el sistema de Alto Rendimiento de la UAR es digna de reconocimiento y más, en este contexto.

Siempre hablamos de camadas exitosas de Pumitas. Con revisar las últimas cinco, tomaremos dimensión del trabajo y las opciones.

Dicho esto, la selección de jugadores de un entrenador siempre es criticable, pero hasta cierto punto. Lo importante es qué hace el entrenador -y sus asistentes- con sus elegidos. Si cumple con los objetivos, o no.

Esto es, sin que importe demasiado quiénes, lo que cuenta es qué propone táctica y estratégicamente y si las piezas encajan en lo que propone.

Si los jugadores no encajan, o lo que propone -sus objetivos- no se cumplen, o ambas cosas, es por ahí donde hay que apretar las clavijas y afinar.

Mario Ledesma es quien tiene que hacer que las cuerdas elegidas entreguen las notas deseadas. Si no lo puede hacer, tiene otras cuerdas para probar. Nunca o poquitas veces, las cosas funcionan de una.

El año pasado Los Pumas tuvieron un buen año desde los resultados y en algunos momentos, desde el juego. Lo que pasa es que nadie se acuerda porque esto es Argentina y vivimos revolcados entre las olas.

Hace apenas once meses, las notas sonaban bien porque las cuerdas estaban afinadas. Puede volver a pasar, con cuerdas nuevas o seminuevas, bien afinadas una vez más.

Hay por delante dos partidos contra Australia, y Australia sirve como ejemplo.

De la mano de Dave Rennie ha recorrido en más o en menos, desde su asunción como Head Coach, un camino tortuoso desde los resultados, pero auspicioso desde lo estratégico. Diríamos, muy auspicioso.

En este momento, Ledesma puede imitar ese proceso.

No se trata de ganar o perder. Se trata de encontrarle la vuelta al juego con los jugadores que él eligió.

Por historia, por estadísticas y por muchas razones, Los Pumas siempre han perdido más de lo que han ganado. Lo que queda en la memoria es el juego. Siempre el cómo prevalece ante el resultado puntual.

Dave Rennie parece el ejemplo a seguir. Mario Ledesma tiene a la mano posibles soluciones a sus problemas de hoy: darle confianza a los más jóvenes y hacerlos jugar.

Ellos van a responder en el campo como han respondido hasta acá. Los Pumas finalizaron su partido ante los All Blacks con Gonzalo García, Santiago Carreras, Santiago Chocobares y Lucio Cinti como 9, 10, 12 y 13, respectivamente.

Está a la vista que puede funcionar.

Poco para agregar

Ya hablaron los jugadores, dentro y fuera de la cancha. Hablaron en ese idioma que todos entendemos.

Sí, es verdad que la placa dice Los Pumas 25 – All Blacks 15.

Más que suficiente.

Los esperamos en en el Podcast en la semana. Ahí, seguramente, tengamos más cosas para decir. Hoy, ya fue suficiente.

Si quieren escribir ustedes, está bien.

Cambios

Hola a todos. Esperamos que se encuentren bien al leer estas líneas.

Hablemos de Rugby, cambió.

Javier ya le contó a nuestra querida “Familia Paganini”, a aquellos que desembuchan 1,50 Euro cada mes para acceder a los contenidos exclusivos del podcast, lo que había que contar. Ese es un cambio.

Este sitio web, somos realistas, tiene poco movimiento y la idea original fue que lo tendría cuando tuviésemos cosas para decir. Cuando empezamos esta web, no soñábamos ni con la radio ni con el podcast ni con lo que ha pasado con Hablemos de Rugby.

Tal vez pase desapercibido para la enorme mayoría de vosotros, pero aunque parezca poco, para nosotros, el efecto Hablemos ha redundado en éxitos periodísticos. Lo que acá se dice, se toma por dicho con fundamentos. Eso no genera dudas. Y si las genera, bienvenido es. Acá, y esto ha sido siempre así, se opina y se argumenta. Guste o no, caiga simpático o no, sea agradable o no, acá se opina. Siempre.

Hablemos de Rugby ha logrado por y/o a través suyo, generar amistades fuertes, crear otros medios, generar otros espacios y formatos periodísticos, conciliar posiciones que eran irreconciliables -y viceversa-, entrevistar a personas que nunca creímos poder entrevistar y negarnos a entrevistar a otros que querían serlo.

Siempre hemos intentado, con mayor o menor resultado, mantenernos a flote dignamente a pesar de las enormes, gigantescas dificultades económicas y de toda índole que como periodistas y analistas de rugby, hemos atravesado en nuestros ocho años de vida.

Es verdad: no tenemos la cantidad de seguidores extraordinaria que podríamos haber tenido de haber hecho o haber elegido otro camino, más cercano al clickbait o al sensacionalismo o al hype. Pero las cosas son como son y elegimos este.

Sin embargo, y en lo que parece un mar de lágrimas de pésimas noticias, queremos compartir con ustedes algunos números e hitos de Hablemos de Rugby del último año, desde septiembre de 2019 a esta parte.

A hoy, 23 de septiembre de 2020, llevamos grabados y publicados en el último año 102 podcasts. Eso, da un promedio de poco más de 8 Podcast por mes (8,5).

A razón de una hora y veinte minutos de promedio por emisión (80 minutos), podemos decir que mensualmente, han habido aproximadamente 640 minutos de análisis de rugby, de calidad y fundamentado, disponible para ser escrutado y puesto en tela de juicio.

Esos 102 podcasts han tenido cerca de unas 20.000 escuchas redondas, apenas un poquito más. Y para poder grabar estos podcasts, nos vamos a basar, ceñir, a los números de Javier -mucho más ordenado y prolijo en estos menesteres- de cantidad de partidos vistos en los últimos 365 días… en torno a los 420 partidos de rugby.

Desde Super Rugby a partidos de Rugby Europe o la Liga de Rusia o el Sudamericano B. Desde el Rugby Championship al World Rugby M20 Trophy.

Cuatrocientos veinte partidos de rugby, vistos y analizados, y tomadas las notas correspondientes para hablar de rugby con fundamentos que creemos ineludibles, obligatorios y que son, en definitiva, lo que nos ha dado, nos da entidad y es nuestra identidad, nuestro signo distintivo.

“Que se dice pronto” diría Javi y si, que se dice pronto. Pero no entendemos, ni sabemos ni queremos hacer “Hablemos de Rugby” de otra forma que no sea esta.

Se nos fue largo el texto, pero creímos que era conveniente. Por cierto también, estrenamos nuevo logo. Ese es el otro cambio.

Gracias a todos por acompañarnos, por apoyarnos y por seguirnos, porque aunque choquen China con África y aunque se seque el Atlántico, mientras haya rugby, estaremos.

Eden Park (XVII) Sonno Qui

Tras un corto impasse, estamos de vuelta.

Este #EdenPark, casi en solidaridad con el original de Auckland, cerrado por el comienzo de una nueva red de contagios de Covid en dicha ciudad,  retoma de a poco su actividad conforme el rugby empieza lentamente a asomar en el horizonte.

¿Somos medidamente optimistas? Si. ¿tenemos alguna información medianamente relevante para los tiempos que corren? Si.

Les acercamos poco menos de una hora de debate, charla, info, opinión y algún que otro disgusto que vamos a pasar por contar algunas cosas…

Con Lisandro Olearo @lichiolearo , Martín Quetglas @CordobaXV, Eugenio Astesiano @ugeastesiano y Juan Pablo García @rugbycomar.

Bloque 1

Bloque 2

Eden Park (XVI): Agustín Pichot, el jugador XVI

Se podrán extraer muchos comentarios de este capítulo XVI de #EdenPark con Agustín Pichot, el jugador XVI del rugby argentino, sudamericano y mundial, pero lo que nadir podrá decir es que no dijo todo. Fuerte, contundente, enérgico, reflexivo, divertido, analítico.

Nunca o poquísimas veces, así.

Agustín Pichot. Una hora y veinticinco minutos (con un corte de luz en el medio) de rugby, fútbol, SANZAAR, Pro14, España, Los Pumas, UAR, SLAR, Jaguares, Verón y seguro, algunas cosas más que se nos quedan en el camino.

#EdenPark (XVI) con plantel completo: Martín Quetglas (@cordobaXV), Juan Pablo García (@rugbycomar), Federico Espósito (@redacttore), Lisandro Olearo (@lichiolearo) y Eugenio Astesiano (@ugeastesiano)

Parte 1

 

Parte 2

 

#EdenPark (XV): ¿Cómo funciona el engranaje?

A partir de hoy, los que repitan como loros la cantinela que el rugby argentino está a la deriva, que no hay futuro, que todo se desmadró y bla bla bla, tienen por lo menos una hora con ocho minutos para intentar escuchar otra versión de esa cantinela. Y luego, tal vez, reconocer que estaban -como mínimo- desinformados, voluntaria o involuntariamente.

El (XV) de #EdenPark convocó a los que tienen a cargo, entre otras cosas, el desarrollo de la materia prima que nutrió, nutre y va a nutrir el rugby argentino. Todos juntos, en una misma entrevista.

Diego Manson como Coordinador de los Centros de Rugby y los cinco Directores de las Academias UAR: Miguel Bertranou (Oeste), Galo Álvarez Quiñones (Centro), Álvaro Galindo (NOA), Nicolás Galatro (Litoral) y Martín Amón (URBA), son los protagonistas del #EdenPark de la fecha.

Una de las primeras preguntas en responder fueron ¿Cómo está el desarrollo del Alto Rendimiento del rugby argentino? El sistema, ¿funciona?

Desde ahí en adelante, los protagonistas dejaron bien en claro, con lujos de detalles, cómo funcionan las Academias UAR y quedó evidenciado que el éxito está realmente lejos de la placa del resultado de los partidos y que debe medirse con otros parámetros.

La formación y desarrollo de los jugadores juveniles que podrían tener potencial para eventualmente integrar un representativo nacional, demanda tiempo y esfuerzo, disciplina y método.

De todas maneras “esa no es la finalidad central”, explicaron también. “Nosotros trabajamos para formar las mejores personas posibles en un entorno de desarrollo de sus potencialidades. Acá, lo número uno son las personas. ¿Quiénes van a ser Pumas? Un porcentaje muy pero muy mínimo. Todo lo que aprenden, todo lo que se esfuerzan, lo que se comprometen, lo que dejan de lado, la cultura del trabajo arduo, la disciplina… todo eso forma parte del desarrollo de un jugador de Alto Rendimiento”, manifestaron.

También, fuimos a las fuentes para saber ¿cómo funcionan los Centros de Rugby, para qué sirven y quiénes van? ¿De qué se nutren y cuántas personas trabajan en las Academias? ¿Cómo estamos de calidad y cantidad de jugadores en desarrollo? ¿A qué edad se empieza el camino al Alto Rendimiento para un juvenil? ¿Copiamos sistemas o creamos los nuestros? ¿Es sólo para jugadores o van también entrenadores?

#EdenPark (XV) con Martín Quetglas, Juan Pablo García y Eugenio Astesiano.

Eden Park (XIV): Gerente de Rugby

Esa es la posición que ocupa Pancho Rubio en la UAR y tiene bajo sí la responsabilidad de dotar a Los Pumas -en realidad, a todos los seleccionados que desembocan en Los Pumas- de jugadores aptos para la élite.

Seguimiento diario, gestión, orden, plan, son palabras que a medida que transcurrió la charla, fueron apareciendo en diferentes momentos para graficar diferentes situaciones.

Lo cierto es que Pancho Rubio confirma lo que se dijo acá, en este espacio, en el capítulo anterior. No hay ningún éxodo y los que se van, tienen quiénes eventualmente pueden reemplazarlos. Para eso se invierten recursos. Caso contrario, ¿para que hay Academias y Centros de Rugby, si la producción que se genera y el trabajo monumental que implica, no se usa?

De eso -y bastante más- habló Pancho Rubio junto a Juan Pablo García, Federico Espósito, Martín Quetglas y Eugenio Astesiano, en el (XIV) de Eden Park.

Parte 1

 

Parte 2

Eden Park (XII): Exxodus

Primero lo primero. Lo anticipa Federico Espósito haciendo gala de sus palabras que tienen mucho de quirúrgicas: si pasaron por alto el Eden Park XI, no entren al XII. Segundo lo segundo: el título… ojalá fuera por la banda de heavy metal, pero no. No es este un blog de música, por ahora. En realidad si, porque sin música no habría nada. Dicen que la música calma a las fieras y créase o no, este Eden Park XII tiene mucho de eso, de calmar fieras.

Sobre todo, las fieras internas. Eso, se logró en parte.

Luego, las externas. Eso, ciertamente, no creemos que vaya a tan fácil porque hay muchos asuntos alrededor que lo condicionan, entre ellos, la furia que cierra ojos y oídos y hace que el entorno no sea amigable ni colabore. Por eso, si sos muy susceptible, la recomendación es “no veas este Eden Park XII”.

De alguna forma, lo que Lisandro Olearo, Eugenio Astesiano, Martín Quetglas y Federico Espósito te quieren decir es:

¿Éxodo? No hay ningún éxodo.

Eden Park (XI): la UAR explicada al detalle

El Secretario de la UAR y miembro del Board de Jaguares, Fernando Rizzi, se tomó su tiempo para pasar en limpio de manera detallada las posibilidades de competencia y el estado de situación -hoy- de Jaguares, de Los Pumas, de la realidad de la institución y de los jugadores.

Detalles y todos los escenarios que se barajan, evalúan y quiénes lo hacen.

Capítulo 11 de Eden Park, junto a Lisando Olearo, Eugenio Astesiano y Juan Pablo García.

Parte 1

Parte 2