Cambios

Hola a todos. Esperamos que se encuentren bien al leer estas líneas.

Hablemos de Rugby, cambió.

Javier ya le contó a nuestra querida “Familia Paganini”, a aquellos que desembuchan 1,50 Euro cada mes para acceder a los contenidos exclusivos del podcast, lo que había que contar. Ese es un cambio.

Este sitio web, somos realistas, tiene poco movimiento y la idea original fue que lo tendría cuando tuviésemos cosas para decir. Cuando empezamos esta web, no soñábamos ni con la radio ni con el podcast ni con lo que ha pasado con Hablemos de Rugby.

Tal vez pase desapercibido para la enorme mayoría de vosotros, pero aunque parezca poco, para nosotros, el efecto Hablemos ha redundado en éxitos periodísticos. Lo que acá se dice, se toma por dicho con fundamentos. Eso no genera dudas. Y si las genera, bienvenido es. Acá, y esto ha sido siempre así, se opina y se argumenta. Guste o no, caiga simpático o no, sea agradable o no, acá se opina. Siempre.

Hablemos de Rugby ha logrado por y/o a través suyo, generar amistades fuertes, crear otros medios, generar otros espacios y formatos periodísticos, conciliar posiciones que eran irreconciliables -y viceversa-, entrevistar a personas que nunca creímos poder entrevistar y negarnos a entrevistar a otros que querían serlo.

Siempre hemos intentado, con mayor o menor resultado, mantenernos a flote dignamente a pesar de las enormes, gigantescas dificultades económicas y de toda índole que como periodistas y analistas de rugby, hemos atravesado en nuestros ocho años de vida.

Es verdad: no tenemos la cantidad de seguidores extraordinaria que podríamos haber tenido de haber hecho o haber elegido otro camino, más cercano al clickbait o al sensacionalismo o al hype. Pero las cosas son como son y elegimos este.

Sin embargo, y en lo que parece un mar de lágrimas de pésimas noticias, queremos compartir con ustedes algunos números e hitos de Hablemos de Rugby del último año, desde septiembre de 2019 a esta parte.

A hoy, 23 de septiembre de 2020, llevamos grabados y publicados en el último año 102 podcasts. Eso, da un promedio de poco más de 8 Podcast por mes (8,5).

A razón de una hora y veinte minutos de promedio por emisión (80 minutos), podemos decir que mensualmente, han habido aproximadamente 640 minutos de análisis de rugby, de calidad y fundamentado, disponible para ser escrutado y puesto en tela de juicio.

Esos 102 podcasts han tenido cerca de unas 20.000 escuchas redondas, apenas un poquito más. Y para poder grabar estos podcasts, nos vamos a basar, ceñir, a los números de Javier -mucho más ordenado y prolijo en estos menesteres- de cantidad de partidos vistos en los últimos 365 días… en torno a los 420 partidos de rugby.

Desde Super Rugby a partidos de Rugby Europe o la Liga de Rusia o el Sudamericano B. Desde el Rugby Championship al World Rugby M20 Trophy.

Cuatrocientos veinte partidos de rugby, vistos y analizados, y tomadas las notas correspondientes para hablar de rugby con fundamentos que creemos ineludibles, obligatorios y que son, en definitiva, lo que nos ha dado, nos da entidad y es nuestra identidad, nuestro signo distintivo.

“Que se dice pronto” diría Javi y si, que se dice pronto. Pero no entendemos, ni sabemos ni queremos hacer “Hablemos de Rugby” de otra forma que no sea esta.

Se nos fue largo el texto, pero creímos que era conveniente. Por cierto también, estrenamos nuevo logo. Ese es el otro cambio.

Gracias a todos por acompañarnos, por apoyarnos y por seguirnos, porque aunque choquen China con África y aunque se seque el Atlántico, mientras haya rugby, estaremos.

Eden Park (XVII) Sonno Qui

Tras un corto impasse, estamos de vuelta.

Este #EdenPark, casi en solidaridad con el original de Auckland, cerrado por el comienzo de una nueva red de contagios de Covid en dicha ciudad,  retoma de a poco su actividad conforme el rugby empieza lentamente a asomar en el horizonte.

¿Somos medidamente optimistas? Si. ¿tenemos alguna información medianamente relevante para los tiempos que corren? Si.

Les acercamos poco menos de una hora de debate, charla, info, opinión y algún que otro disgusto que vamos a pasar por contar algunas cosas…

Con Lisandro Olearo @lichiolearo , Martín Quetglas @CordobaXV, Eugenio Astesiano @ugeastesiano y Juan Pablo García @rugbycomar.

Bloque 1

Bloque 2

Eden Park (XII): Exxodus

Primero lo primero. Lo anticipa Federico Espósito haciendo gala de sus palabras que tienen mucho de quirúrgicas: si pasaron por alto el Eden Park XI, no entren al XII. Segundo lo segundo: el título… ojalá fuera por la banda de heavy metal, pero no. No es este un blog de música, por ahora. En realidad si, porque sin música no habría nada. Dicen que la música calma a las fieras y créase o no, este Eden Park XII tiene mucho de eso, de calmar fieras.

Sobre todo, las fieras internas. Eso, se logró en parte.

Luego, las externas. Eso, ciertamente, no creemos que vaya a tan fácil porque hay muchos asuntos alrededor que lo condicionan, entre ellos, la furia que cierra ojos y oídos y hace que el entorno no sea amigable ni colabore. Por eso, si sos muy susceptible, la recomendación es “no veas este Eden Park XII”.

De alguna forma, lo que Lisandro Olearo, Eugenio Astesiano, Martín Quetglas y Federico Espósito te quieren decir es:

¿Éxodo? No hay ningún éxodo.

Nueve meses

Por Eugenio Astesiano

9 meses han pasado de la victoria de Uruguay ante Fiji en la última Rugby World Cup Japón 2019. Kamaishi, una ciudad arrasada por el tsunami del 11 de marzo de 2003 y de increíble reconstrucción, fue el escenario de ese partido.

 

 

 

 

 

 

 

Los jugadores y el staff tenían un lema: shockear al mundo. Muy pocos creían que ese lema fuera posible de llevar a cabo y sin embargo, esos pocos alcanzaron para hacerlo realidad.

Dos artículos de esos días (del 24 de septiembre y del 27 de septiembre) que escribí para Rugby World Cup lo atestiguan.

El recuerdo de esos días en Kitakami, Hanamaki y Kamaishi serán inolvidables, como el partido.

 

 

El agradecimiento de siempre para los jugadores y para todo el staff, por la ayuda inestimable que brindaron durante ese mes increíble.

Crédito foto portada: Rugby World Cup

Eden Park (VII) A bientôt Gonzalo Quesada

No, no es una buena noticia que se vaya Gonzalo Quesada no de Jaguares, sino del rugby argentino. Por otro lado, qué bueno es que haya estado y que haya podido colaborar en la formación de jugadores jóvenes que salieron del sistema y qué bueno que se haya animado a hacer cambios de un partido a otro en el Super Rugby y que los que entraron, generalmente esos chicos con poca o nula experiencia, hayan rendido.

Qué bueno que esa experiencia, la de llegar a la final del Super Rugby, la de ese camino hecho en base a mucho estudio, análisis y convicción interna que irradió y contagió el afuera también, se pueda capitalizar.

Todo eso es muy bueno y es lo que tiene que quedar del paso de Gonzalo Quesada por el rugby profesional argentino. Y se con él o tras él se van jugadores, de eso se trata el rugby profesional.

De todo ello, y de la tragedia griega que muchos creen ver, con que Jaguares va a desaparecer y nadie sabe a ciencia cierta (salvo en Nueva Zelanda, que son los únicos que saben) qué va a pasar … de todo eso, hablamos en el VII de Eden Park Martín Quetglas, Juan Pablo García, Eugenio Astesiano y Federico Espósito, al que le pedimos que le devuelvan internet.

 

 

Eden Park (V)

En el parque del Edén cada tanto alguien ofrece manzanas en mal estado y no va que algunos las prueban. Pero por ahí aparece una manzana rica y todos quieren una o, lo que es peor… alguien dice que hay manzanas, otros dicen que no, que no hay manzanas pero allá, al fondo, se ve que hay un bosque repleto del rico, dulce y deseado fruto.

En fin, cosas que pasan.

En esta oportunidad es, o se acepta la coyuntura y se lamenta lo inevitable o aceptamos la coyuntura y se busca la mejor opción posible. Hay voces -no acá, en este espacio- que sugieren con tino que ese retroceso deportivo va a repercutir porque no jugar el Super Rugby implica salirse de la NBA y eso acarrearía un achicamiento en todas las estructuras. Eso es tan indiscutible como que si la salida se da, habrá que administrar otra realidad económica y deportiva y lo poco que se podrá hacer con eso tendrá como objetivo que ese standard conseguido se repercuta lo menos posible.

Sobre eso y la facilidad de la UAR para abrirse frentes de batalla gratis: Lisandro Olearo, Federico Espósito, Martín Quetglas y Eugenio Astesiano.

Newlands (II)

Newlands. New lands. Tierras nuevas. Eso fue lo que fuimos forzados a descubrir, sin ningún tipo de deseo mediante de hacerlo, todos nosotros al transitar esta cuarentena espantosa y obligatoria que lleva casi 55 días, y contando…

Sin partidos de rugby, sin coyuntura que seguir, sin competencias de ninguna índole, ni nacional ni por supuesto, internacional, nos enfrentamos a un mismo enemigo: la zona de confort.

De la autocrítica necesaria y productiva sobre la labor periodística conversaron Juan Pablo García, Federico Espósito, Lisandro Olearo, Martín Quetglas y Eugenio Astesiano en este segundo capítulo, que se denominó “Newlands”.

 

KINGS PARK (I)

Por Eugenio Astesiano

No sabemos si es la versión (I) de algo que va a tener muchas versiones, o si es la primera de algunas, o la primera y última. Lo que sí sabemos es que adherimos a la idea que como periodistas que somos, hoy abocados al rugby pero periodistas al fin, coincidimos en que debatir de algunos temas todos juntos para compartirlos luego en nuestros medios y hacer que nuestras voces se multipliquen era algo que tenía y tiene sentido en estos tiempos.

Por eso, Federico Espósito (Tucumán), Lisandro Olearo (Rosario), Juan Pablo García (Mendoza), Martín Quetglas (Córdoba) y quien suscribe dimos este primer paso. Veremos qué sale.

Por lo pronto, lo disfrutamos. Y ser los primeros en hacerlo tiene lo suyo también.

¿El nombre? Se le ocurrió a Fede. Conciso, bien rugbístico.

Capítulo I: ¿Qué va a pasar con el rugby argentino en 2020?

Crumbs or bread? / ¿Migajas o pan?

By Eugenio Astesiano

Tough times ahead for rugby. When? Now. Not just economically, but financially. Not just with the budgets, but with the incomes and possible revenues. All lost.

The unions, the clubs, the tournaments, CEOs, CFOs, administrative employees, looking up and praying (in many cases) for help…

Rugby, reduced to money: Pounds, Dollars, Rands. And politics.

The game, the players, the fans? nowadays, forgotten.

Players, however… not really or not after all. Money cuts affected directly to them too.

Well, not everyone are infected by covid19, but all are affected.

In rugby, at all level, this scenario shows the fragility of a system based in statu quo, in traditions that remain untouched even though signals, in the last decade, turned on the red lights intermitently: “Danger right around the corner, danger right around the corner”, it said… Now we’re round the corner.

Agustín Pichot represents today, as he had represented it before, the prototype of “the system anti system”, the “out of the box thinking” and a way of life and make businesses very different to they used to, and also represents the way that the new sports managers -the younger generation- grow and grown with and within the sport… he represented that and he is the voice of the disruptive in the middle of a conservative world, which he knows very well.

AAnd that’s the fact: He knows (it seems at least) how to do the reformation that he is proposing to do. He’s been proposing it from a long time ago. Probably, Beaumont also wants to do it (in words at less), but Pichot seemed to be the guy that made that proposals to run those changes it in the last four years and all (the conservatives) said “yes, but wait for your turn. You’ll get it in a way or another in the future”.

The craziest thing is that they know Pichot very well, as well as he knows them, and all knew (all are all) that he wouldn’t wait for his chance, but to go after it in his very first one.  They didn’t realize how close it was. He did. Pichot doesn’t wait.

Big unions and small ones around the world also know something very well indeed: Whoever win or lose the elections, Rugby scenario wont be the same from now on.

In the last twenty five years, since rugby became professional, Pacific islanders and Tier 2 and 3 nations received only crumbs when they prayed for some bread. Wouldn’t be a smart move to bet for a new baker?

Has sense, hasn’t it?

With Javier Señaris interviewed Pichot. You may listen him following this link.

…………………………………….

Se avecinan tiempos difíciles para el rugby. ¿Cuándo? Ahora. No sólo económicamente, sino también financieramente. No sólo con los presupuestos, sino con los ingresos y posibles ingresos. Todo perdido.

Los sindicatos, los clubes, los torneos, los CEOs, CFOs, empleados administrativos, mirando hacia arriba y rezando (en muchos casos) por ayuda…

El rugby, reducido a dinero: Libras, Dólares, Rands. Y la política.

El juego, los jugadores, los aficionados… hoy en día, olvidado.

Los jugadores, sin embargo… no realmente o no después de todo. Los recortes de dinero les afectaron directamente a ellos también.

Bueno, no todos están infectados por covid19, pero todos están afectados.

En el rugby, a todos los niveles, este escenario muestra la fragilidad de un sistema basado en el statu quo, en tradiciones que permanecen intactas a pesar de que las señales, en la última década, encendieron las luces rojas de forma intermitente. “Peligro a la vuelta de la esquina, peligro a la vuelta de la esquina”, decía… Ahora estamos a la vuelta de la esquina.

Agustín Pichot representa hoy, como lo había representado antes, el prototipo del “sistema anti sistema”, el “pensamiento fuera de la caja” y una forma de vida y de hacer negocios muy diferente a la de antes, y también representa la forma en que los nuevos dirigentes deportivos -la generación más joven- crecen y se desarrollan con y dentro del deporte… él representó eso y es la voz de los disruptores en medio de un mundo conservador, que él conoce muy bien.

Y ese es el hecho: Él sabe (al menos eso parece) cómo hacer la reforma que se propone hacer. Lo ha estado proponiendo desde hace mucho tiempo. Probablemente, Beaumont también quiere hacerlo (en palabras al menos), pero Pichot parecía ser el tipo que hizo esas propuestas para llevar a cabo esos cambios en los últimos cuatro años y todos (los conservadores) dijeron “sí, pero espera tu turno”. Lo conseguirás de una manera u otra en el futuro”.

Lo más loco es que ellos conocen a Pichot muy bien, así como él los conoce a ellos, y todos sabían (todos son todos) que él no esperaría su oportunidad, sino que iría tras ella en la primera. No se dieron cuenta de lo cerca que estaba. Él lo hizo. Pichot no espera.

Los grandes sindicatos y los pequeños de todo el mundo también saben algo muy bien: Quienquiera que gane o pierda las elecciones, el rugby no será lo mismo de ahora en adelante.

En los últimos veinticinco años, desde que el rugby se convirtió en profesional, los isleños del Pacífico y las naciones de nivel 2 y 3 sólo recibieron migajas cuando rezaron por un poco de pan. ¿No sería una decisión inteligente apostar por un nuevo panadero?

Tiene sentido, ¿no?

Pueden escuchar la entrevista completa que realizamos junto a Javier Señaris para nuestro podcast, aquí:

 

La Primera, la Inter y la Pre de Los Pumas desde 1984

Por Eugenio Astesiano

No importa cómo sea haga, llevar adelante o buscar hacer un XV de Los Pumas desde 1984 hasta acá generará polémica. Entonces, nada mejor hacer dos XV, titulares y eventuales suplentes. Tampoco. No hay forma, siempre queda afuera alguien.

Pues, una solución fue apelar a la memoria, tomarle la palabra al Dr. José Luis Imhoff, quien fuera entrenador de Los Pumas a finales de los años 90, que decía que una buena forma de que Los Pumas fueran alguna vez más competitivos a nivel mundial -venían de perder 93-8 con los All Blacks- era que pudiera haber una forma en la que el rugby argentino pudiese generar tres jugadores por puesto, de calidad internacional.

Eso, que a finales de los noventa era casi utópico, hoy es prácticamente igual. Salvo los All Blacks y los Springboks, no hay seleccionados en el mundo que puedan tener tres jugadores de primer nivel por puesto y los desafiamos a buscarle la vuelta.

Entonces, este prólogo ha de servir para proponer 3 equipos de Los Pumas desde 1982 a la fecha. Como manifestó un periodista que fue consultado al respecto “tienen que haber sido buenas personas también” y si bien es una buena idea, en este caso vamos a tomarlos en cuenta por sus cualidades rugbísticas solamente.

Como toda lista, es caprichosa, opinable y obedece a gustos personales, memoria emocional y es muy probable que haya escasas coincidencias y muchas disidencias y tal vez, hasta algunos que, a paridad con otros, hayan quedado afuera. ¿Algunos fueron ubicados en puestos distintos? Probablemente si, pero fue para satisfacer la necesidad de que estuvieran. Algunos jugaron muy poco y hubieran merecido jugar más. Algunos tendrían que haber ido a un Mundial y algunos en lo poco que formaron parte del seleccionado, fueron muy importantes. ¿Los que no están? Pónganlos ustedes y reparen el eventual olvido, injusticia u error.

En definitiva, es como formar una Primera, una Intermedia y una Pre, así que no hay nada de raro en poner 45 jugadores. El orden de los tres por puesto es alfabético, no por mérito deportivo. Eso lo dejamos para más adelante.

Los Pumas 1984 – 2019

1. Marcos Ayerza / Diego Cash / Rodrigo Roncero.

2. Agustín Creevy / Mario Ledesma / Federico Méndez.

3. Omar Hasan / Mauricio Reggiardo / Martín Scelzo.

4. Eliseo Branca / Ignacio Fernández Lobbe / Guido Petti.

5. Patricio Albacete/ Alejandro Allub / Tomás Lavanini.

6. Jorge Allen / Juan Manuel Leguizamón / Santiago Phelan.

7. Juan Martín Fernández Lobbe / Marcos Kremer / Pablo Matera.

8. Pablo Camerlinckx / Facundo Isa / Ernesto Ure.

9. Tomás Cubelli / Martín Landajo / Agustín Pichot.

10. Hugo Porta / Gonzalo Quesada / Nicolás Sánchez.

11. Santiago Cordero / Ignacio Corleto / Juan Imhoff.

12. Lisandro Arbizu / Felipe Contepomi / Fabián Turnes.

13. Marcelo Bosch / Diego Cuesta Silva/ Matías Orlando.

14. Diego Albanese / Matías Moroni / Ramiro Moyano.

15. Emiliano Boffelli / Juan Martín Hernández / Joaquín Tuculet.