Hablemos en 2022

Hablemos de Rugby se distingue y se ha distinguido -desde su nacimiento en 2012- por hacer alarde de la calidad de sus contenidos.

Ha sido nuestra exigencia y lo hemos convertido en nuestro lema.

Cuando dijimos y decimos que «Hablamos de lo que vemos» es porque creemos y estamos convencidos que así debe ser y que es la única manera de emitir una opinión fundamentada.

Sin mirar rugby no nos podemos hacer una idea de lo que pasó y sin ese background, no seríamos confiables y nuestra opinión no tendría sustento.

Opinión con sustento. Nuestra opinión. La nuestra.

«Pero son muy subjetivos», nos dicen. ¿Subjetividad? Sí. Toda opinión es subjetiva y toda opinión es discutible. Nosotros opinamos y decimos lo que creemos y brota desde lo más profundo de nuestros corazones rugbísticos.

No somos ni pretendemos ser agradables ni políticamente correctos. Tampoco vamos a coincidir siempre con nuestro público ni entre nosotros. A veces coincidiremos, pero a veces no.

¿Es posible eso? No sólo es posible, es fundamental.

«Hacen algo para un nicho dentro de un deporte de nicho», nos dijeron muchas veces. Algunos lo han hecho con buenas intenciones y otros con esmerado desprecio hacia lo que creemos que es lo que tenemos que hacer.

¿Por qué? Porque desde 2012 hemos seguido ese derrotero. Tratar de usar buen lenguaje rugbístico, dar apreciaciones fundamentadas, todo con una subjetividad notoria, pero argumentada.

Queremos hacer y creemos que hacemos el mejor podcast de rugby en idioma castellano. Ha sido y es nuestra vara, nuestra exigencia. Diez temporadas (entre radio y podcast y todas sus ramificaciones) nos sirven de plataforma para mantener ese deseo, intacto.

Entendemos que se puede construir desde el disenso, las ideas diversas, el debate e incluso, desde el silencio. No pretendemos tener razón ni queremos convencer a nadie de que nuestros argumentos son los válidos.

Tenemos fallas, faltas, debilidades, aciertos y buen ojo, todo en su justa medida. Intentamos ser genuinos y adaptables a las realidades que se nos presentan.

Nuestro público mutó en estos últimos años. Ahora y desde hace rato es mayoritariamente español, lo que supone para este equipo de trabajo un desafío adicional, aunque no lo parezca.

Nuestro público también creció. Está cada vez más informado, es más exigente y nos audita cada palabra semana a semana. Si no fuésemos exigentes, ese público -devenido hoy en #FamiliaPaganini- que hace un estipendio mensual para escucharnos, no existiría. Se habría evaporado, esfumado tan rápido como lo hacen las palabras sin sustento.

Todo esto es para decirles gracias a todos por estar, acompañarnos, exigirnos, alentarnos y darnos un lugar en sus vidas. Ustedes nos dan lo más valioso que tienen: su tiempo. No estamos como para defraudarlos.

Gracias inmensas por acompañarnos una temporada más. Un abrazo para todos.

Apenas más de Mil

Por Eugenio Astesiano

No sabemos si es mucho o poco y tampoco tenemos claro si eso acaso importa. Sí, sabemos que esos mil suscriptores que nos siguen en nuestro canal de Ivoox han sido evangelizados en base a un trabajo honesto y meticuloso de ver horas y horas y horas de rugby para poder, desde allí, sacar conclusiones y compartirlas con ellos.

Siempre hemos ido en crecimiento. Deseado, pero quimérico. Muchas veces a punto estuvimos de mandar todo a tomar por culo (como dicen la gran mayoría de nuestros seguidores, espeñoles) pero como dice el proverbio ruso al que tanto hacemos gala «Si ves que tu barca se hunde y quieres rezar, reza. Pero nunca dejes de remar hacia la orilla».

Costó y cuesta remar, para qué nos vamos a engañar. Pero lo cierto es que nunca hemos dejado de hacerlo.

Así, desde 2012, desde la primera edición del Rugby Championship, cuando Hablemos de Rugby vio la luz.

El objetivo era en aquel momento, un poco personal: hablar de rugby (de juego, de Los Pumas, de rugby internacional) porque en el programa que estaba no me dejaban hacerlo por motivos varios. Uno de ellos, el tiempo.

Entonces, primero hubo que pagar por ese tiempo de aire. Muchos años. Los suficientes como para que se prendiera la laparita de transformarlo en Podcast primero y de pago, inmediatamente después, por obra y gracia de Javier.

Hablemos de Rugby no es sólo lo que se soñó en un principio. Ya lo era y, como un Pokémon, ha evolucionado y ha ido dejando pequeños retoños. Revista H, Play Rugby SER, Eden Park.

Ya vendrán otros también. O renacerán aquellos que duermen el sueño de los justos.

En definitiva, como si fuésemos un pack de Obélix con una pelota de rugby como menhir, seguiremos caminando vaya uno a saber hacia donde.

Ojalá, hacia el paraíso del rugby. Mientras tanto, iremos disfrutando del camino y de la vista junto a Javier Señarís, José Antonio Vera, Urbano Nuviala, Phil y los Paganinis que ya son parte de la familia.

Por acá es el camino

Antes que nada, gracias. Gracias a los abonados y suscriptores a nuestros Podcasts en el canal de IVOOX de Hablemos de Rugby. Para nosotros son motivo de orgullo. Son seguidores que confían en la seriedad de nuestras opiniones, análisis, fundamentos y argumentos.

Esto no significa que estén de acuerdo con lo que opinamos y nunca buscamos eso. Sólo queremos contar lo que vemos, cómo lo vemos y de la manera en que creemos que lo veremos a futuro.

No tenemos vueltas, somos bien transparentes en nuestras formas de pensar y exponer. Hemos ido siempre por este camino y seguiremos por el mismo.

Por eso, a quienes nos acompañan, mil gracias. A los que no, los invitamos al debate de ideas, conceptos y visiones. ¿Que vamos a disentir? Muchas veces. Tal vez otras no, pero no importa. A nosotros, como a ustedes, nos importa el rugby por sobre todo.

Para ingresar en nuestro Canal hagan click aquí y podrán también, si gustan –siguiendo simples pasos– adherirse al abono mensual por contenidos exclusivos cuyo valor es de 1,49 Euros/Mes.

Seguiremos hablando de rugby cada vez más. Gracias por acompañarnos.

Javier y Eugenio

 

 

Cuando tres por uno es ciento ochenta

Tres Podcast esta semana, todos contenidos diferentes. Análisis, opinión y nombres propios, al detalle.

Más de ciento ochenta minutos de rugby sin tandas, ni artificios: las voces de Javier Señarís y Eugenio Astesiano como sostén de los contenidos que brindamos a nuestros abonados.

Finalmente, el periodismo es independiente y abogamos por ello, pero todos dependemos de algo o alguien. En nuestro caso, de los suscriptores abonados y queremos que sean más.

  1. Podcast del lunes: programa completo de Hablemos de Rugby en Radio y Punto. Seis Naciones, Gales, su juego, su no juego, táctica y estrategias de Gatland. El análisis de un campeón merecido, con Grand Slam incluido. ¿Qué hacemos con Schmidt, Eddie Jones y Gregor Townsend? ¿Qué será de ellos?
  2. Podcast del martes: Francia y sus laberintos. ¿Todo es culpa de Brunel? ¿Por qué es importante estar atentos a los seleccionados M20? Las lesiones en Jaguares y el futuro negro que quieren pintar y no existe.
  3. Podcast del jueves: Apareció el dinero en Gales y se armó la fiesta de contrataciones, regresos y renovaciones de contratos. Los medios y periodistas que no van a los entrenamientos, opinan como si fueran y supieran y operan sin saber de qué están hablando. Echamos por tierra la falacia de la falta de primeras líneas en Jaguares y el rugby argentino en general. También, la falta de respeto y la saña del público para con Martín Landajo y Pablo Matera tras sus anuncios de la continuidad de sus carreras en el exterior. Los jugadores que van camino al estrellato en Nueva Zelanda y que sin embargo, no atraviesan ahora una gran temporada.

Todo esto, en idioma castellano.

Se puede decir con más decoración, efectos de sonido, pompa y circunstancia. Pero difícilmente se pueda ser más claro y contundente.