Francia sabe que la historia mete la nariz en el rugby. Dien Bien Phu.

Dien Bien Phu.

No sé cómo me acordé de ésto. Me estaba bañando y de repente, de aquellas horas y horas de mi adolescencia leyendo sobre batallas épicas, de repente la cabeza me hizo un click.

En 1953, los franceses estaban ocupando Vietnam como fuerza colonial. Una fuerza expedicionaria compuesta por soldados regulares y otros dela Legión Extranjeramantenía combates contra el Vietminh, el ejército irregular vietnamita, predecesor del VietCong.

Los franceses, con una fuerza bastante superior, sabían que el VietMinh sería incapaz de derrotarlos en un lucha convencional, entonces, buscaron una ciudad estratégica para convertirla en bastión para el asalto final y dominar así a la entonces capital, Hanoi.

La ciudad en cuestión era, justamente, Dien Bien Phu.

Sin embargo, los franceses subestimaron a los vietnamitas. Si bien conquistaron la ciudad, dominándola con autoridad en relativamente poco tiempo, se desentendieron de los alrededores de la ciudad, rodeada por colinas montañosas, que podrían servir de plataforma para una eventual recuperación no sólo del VietMinh, sino de la ciudad.

Y así fue.

Merced a la escasa estimación de fuerzas, un ejército regular, bien armado y pertrechado, con enorme experiencia en el combate convencional, fue dominado, sobrepasado y vencido por una fuerza irregular, mal armada, pero convencida en su objetivo.

Con esta derrota en la batalla de Dien Bien Phu, los franceses perdieron además de la batalla misma, todo su dominio en Indochina, Vietnam se separó en Vietnam del Sur y del Norte y el VietMinh se convirtió así en el ejército regular de éste último país.

El VietMinh dio paso a la formación del VietCong, guerrilla que fue la que tuvo que luchar y que finalizó venciendo tras ocho añosde infame guerraa las fuerza armadas de los Estados Unidos en la archifamosa yaGuerra deVietnam.

Sonará extraña, acaso medio tirada de los pelos ésta comparación, ésta analogía, entre el hecho de Dien Bien Phu y lo que pasó con Los Pumas  – Francia el sábado pasado en Córdoba. Y en el futuro inminente.

O tal vez no… se los dejo para que lo analicen.

Eugenio Astesiano